Adquisiciones vitales para mejorar la presencia de Xbox en PC

Todo el mundo está pensando en las disputas entre consolas tras la compra de Activision y Bethesda (Zenimax) por parte de Microsoft. Parte del debate público se traslada sobre si determinadas franquicias serán exclusivas o no, algunos creen que los americanos cederán y algunos juegos legendarios acabarán llegando a Playstation y otros lo contrario.

Es normal y entendible que esto sea lo que más se está mirando en estos momentos. A fin de cuentas es lo que afecta de manera más directa a los usuarios, saber si determinado juego permanecerá o no en su consola. Sin embargo, hay dos ganancias silenciosas que no se ven y que pueden parte de lo que impulsó a los de Redmond a realizar estas compras. No digo que sean el motivo principal, pero desde luego tuvieron peso en las negociaciones con accionistas y líderes de la compañía.

La tienda de Xbox en PC es la mayor beneficiada

Es evidente que a la tienda de Xbox en PC le falta contenido. Hay juegos que si están en Xbox One y Xbox Series pero no en la Windows Store. Ahí lo tiene complicado para competir con Steam. Epic Games va a otro rollo a base de regalar juegos gratis cada semana, y eso es un pozo sin fondo que Spencer y su equipo no quieren plantearse. A más juegos, más compras y más retención del usuario. Es algo que Valve ha hecho muy bien al crear su ecosistema.

La falta de un lugar que comprometa al jugador de PC es un agujero enorme para la estrategia de juegos de la compañía. Satya Nadella entendió rápido que el negocio de los juegos era una parte para llegar a ese público que se le escapa a Microsoft, y con la visión de Phil Spencer y el movimiento hacia las suscripciones, lo vislumbró de manera cristalina. Así que abrieron las puertas de Windows al gaming y Xbox es una parte inherente del sistema operativo.

En su camino para irrumpir en el PC siguen necesitando insuflar vida a la tienda. Y tiene sentido hacerlo comprando estudios y franquicias que no estaban disponibles. La compra de Bethesda trajo consigo un buen puñado de juegos de PC para la tienda de Windows, como The Evil Within por ejemplo. Es de esperar que World of Warcraft llegue a la Windows Store y eso es un puntazo para el Team Xbox en esta plataforma. Y para el jugador de Xbox, que podrá jugarlo con logros y las ventajas del ecosistema.

Este es un beneficio no solo para el jugador de PC, también para el de consola. A Microsoft le interesa que juegues y gastes en sus juegos desde cualquier lugar, y por eso existe Play Anywhere. En ocasiones me encuentro con que algunos juegos que tengo en mi consola no puedo continuarlos en PC, y eso es una putada. Con esto, la compañía se asegura una lista mayor y que se haga más uso de su tienda.

Además, a consecuencia de estas adquisiciones y refuerzo de su oferta, más desarrolladores querrán poner sus juegos ahí y acabará fidelizando jugadores que hoy por hoy no ven a su launcher como una alternativa. El jugador de PC no es como el de consola, le importa menos prostituirse (en el buen sentido) y saltar de un sitio a otro; a mí me costaría irme de Xbox porque tengo una vida ahí.

Mejorando la oferta de Xbox Game Pass

Y por supuesto el ganador absoluto es Xbox Game Pass. Quizá la única opción negativa que puede ver un usuario en el servicio es que algunos juegos salen. Con esto te aseguras un buen puñado de juegos que no se marcharán de la suscripción ya que los juegos propios de Xbox Game Studios se quedan por siempre. También se aseguran inyectar nuevos juegos muy potentes a la oferta, como Call of Duty, Overwatch, DOOM, Elder Scrolls, Crash… y muchos más. Estos ya se van a quedar por siempre.

Con el catálogo actual de Xbox Game Studios ya me parece que Game Pass es una oferta brutal, pero es que sumando franquicias clásicas de Activision y Bethesda, la asociación con EA Play y los juegos que sus 32 estudios pueden producir… pronto podrían no depender de juegos de terceros para la mensualidad, aunque eso es algo que no creo que ocurra porque ambas partes ganan.

Por último y no menos importante, no olvidemos que si Microsoft no hubiese comprado a Bethesda o Activision, Google o Amazon podrían haberlo hecho y con ello, haberle metido un golazo a Windows en forma de caballo de Troya.

Publicado en Noticias Exclusivas Xbox.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.