Ampliación del almacenamiento ¿Qué opción next gen es mejor?

Estamos a poco más de un mes para Xbox Series X y Playstation 5 se pongan a la venta. Las nuevas consolas de los titanes del hardware llegan haciendo mucho ruido y proponen nuevas experiencias jugables y velocidades de vértigo en la carga de juegos. También se apuesta por el ray tracing y tecnologías de audio mejoradas. Vamos, un salto en toda regla.

Sin embargo,  volvemos a encontrarnos en el mismo escenario que iniciaron Xbox 360 y Plasytation 3 con respecto al almacenamiento. Ambas consolas parece que llegan justas en este sentido. Si bien es cierto que las velocidades de escritura de los nuevos SSD suponen una mejora palpable en la instalación de juegos, y que las conexiones ahora son mucho mejores que hace años, menos de un terabyte en ambas máquinas se antoja escaso.

La solución de Playstation 5

Sony calza un SSD customizado que le permite tener un 825 gigas sin contar lo que ocupe el sistema operativo y el Astro’s Playroom que llega preinstalado. En todo caso, se podrá desinstalar este juego imagino. Sabemos que los primeros juegos ocupan entre 50 y 105 gigas, y la cosa apunta a que subirá con títulos más ambiciosos. 

Los japoneses han optado por dejar una ranura para acceder a la ranura NVME  y conectar un SSD compatible. Para ello debes desmontar la carcasa, desatornillar la ranura y colocar el SSD. Hasta la fecha se desconoce cuanto costarán los SSD compatibles con Playstation 5, pero para hacernos a la idea tenemos el Samsung 980 Pro que alcanza velocidades superiores al de la consola japonesa y rondará los 250 euros. 

almacenamiento

Pero como digo, hasta la fecha aún no hay nada compatible, así que no sabemos si cuando se abra la veda veremos cosas por debajo de ese precio. Es de esperar que a medio plazo los precios bajen bastante.

La solución de almacenamiento de Xbox Series

Por su parte, Microsoft ha preparado una solución propietaria. Pero primero hay que detenerse en el sistema que calza la consola para elegir solo los assets de cada versión. Esto en el caso de Xbox Series S es esencial ya que la máquina cuenta con tan solo 512 gigas. En el caso de Series X hablamos de 1 terabyte menos lo que ocupe el sistema operativo (Unos 802 gigas libres en total). Además, los usuarios podrán desinstalar las partes de un juego que no usen, si por ejemplo te pasaste la campaña de Callo of Duty y solo quieres el multiplayer, podrás quitarla y quedarte solo con esta parte del juego. Aunque eso si, los desarrolladores deben implementar esta función.

Como decía, Xbox Series ha adoptado un sistema propietario mediante unas tarjetas que se conectan en la parte trasera y a correr. No hay que abrir la consola ni moverla demasiado. Este sistema te permite movilidad ya que puedes llevarte esta tarjeta sin mucho esfuerzo donde quieras.

Seagate - Tarjetas de expansión Xbox Series X

Los puntos negativos son dos. El primero es que se trata de un sistema propietario, por lo que habrá menos fabricantes que quieran entrar en la competición que si hablamos de un SSD estándar que puede usarse para más dispositivos. Y el segundo es el precio inicial de las tarjetas licenciadas de SEAGATE, unos 250 euros. Aunque Microsoft dijo que eran flexibles y se abrirían a más fabricantes, por lo que como en el caso de Playstation 5, es de esperar que a medio plazo los precios bajen.

¿Qué opción es mejor?

Es más que evidente que Xbox Series se ha diseñado mucho mejor en este aspecto. Desde sistemas para instalar solo partes de un juego, hasta reducir los assets innecesarios en función de la máquina. A esto hay que sumar la comodidad de no tener que abrir la máquina y llevarte los juegos en el bolsillo de un pantalón.

A nivel personal veo muchas más ventajas en cómo ha afrontado Microsoft este reto, soy de los que piensa que una consola cuanto menos la toques o modifiques, mejor. Pero como siempre quizá es cuestión de gustos, siempre habrá quien prefiera ahorrarse algo de dinero pese a tener que usar destornilladores para cambiar de disco.


Consolas y Juegos de Xbox recomendados:


Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: